Era nuestra primera vez y la verdad que teníamos mucho miedo, pero hemos vuelto encantados. Mónica y Rolf se prestaron en todo momento a resolver cualquier duda que pudiéramos tener tanto antes de empezar nuestro viaje como durante, la verdad son un encanto. La autocaravana estaba impecable, muy cómoda y con vajilla y muchos utensilios que nos pudieran hacer falta. Sin duda alguna, si volvemos a alquilar una autocaravana será con ellos.